Blog

BLANCA DECORACIÓN

By 13 enero, 2019 No Comments

En la ciudad sueca de Gotemburgo,  un hermoso apartamento que está lleno de inspiración. Un espacio con una luz propia, esta es la perfecta casa nórdica. Los materiales principales son los grises, blancos, negros, un poco de crema y por supuesto madera natural, esta casa aporta una frescura muy suave.

Se encuentra en un edificio del siglo XIX y está repleto de características originales, incluidas grandes puertas dobles que crean un maravilloso sentido del flujo entre las diferentes habitaciones. Las ventanas altas inundan todo el lugar de luz, y la paleta de colores neutros mejora la sensación fresca y aireada. Las paredes están pintadas en el mismo tono de gris suave, proporcionando el telón de fondo perfecto para una colección ecléctica de muebles que abarca elegantes clásicos escandinavos junto con rústicas piezas de madera. También funciona maravillosamente con las plantas frondosas y las flores de temporada repartidas por todo el departamento.

La sala de estar,  elegante pero relajado, con cojines de lino, un sofá bajo, la icónica  silla ‘CH24 Wishbone’ de Hans J Wegner. Una luz colgante negra ‘Semi’ de Gubi cuelga sobre el área de asiento para crear un punto focal y un par de pequeñas mesas de centro (la mesa ‘Around’ de Muuto  y la  mesa ‘Do not Leave Me’ de HAY ) proporcionan una alternativa versátil a una sala más grande. Sin embargo, quizás las características más llamativas sean los sistemas de estanterías String. 

En un extremo de la sala de estar se encuentra la cocina-comedor : un espacio luminoso y soleado con una mesa sociable que es ideal para comidas familiares y reuniones informales. El mobiliario se compone principalmente de simples piezas de madera, pero incluso aquí hay un diseño escandinavo clásico en forma de la lámpara colgante ‘Flowerpot’ de Verner Panton .

En el otro extremo del apartamento se encuentra el dormitorio principal, cuyos discretos muebles y ropa de cama crean un espacio relajante para al final de un día ajetreado. El taburete de estilo vintage se usa como mesita de noche y la forma en que se colgó una cortina de lino en los estantes incorporados, una forma simple pero efectiva de ocultar el desorden y mantener un ambiente tranquilo.

Rocío Mos

Author Rocío Mos

More posts by Rocío Mos