Construcción Neoclasica

Hemos vuelto de las vacaciones

By | Blog

Hemos vuelto de las vacaciones y con las pilas cargadas por supuesto, como bienvenida a septiembre me gustaría enseñaros este apartamento con un estilo decadente pero donde se le saca el máximo partido. El apartamento pertenece al diseñador Jorge Parra. Perteneciente a su familia, llevaba más de 40 años abandonada y estaba casi en ruinas, era un salón de baile del ‘Palacio de Medinaceli’ en Aranjuez, Madrid con una construcción neoclásica de 1773 y techos de casi cinco metros de altura.

El apartamento ha pasado por una reforma y restauración del espacio, dejando visible las cicatrices del pasado, ahora mantiene un estilo ecléctico y romántico, donde las piezas únicas y con arte no pasan desapercibidas.

No había instalación eléctrica, ni baño, ni cocina. También reconstruyó los techos, deformados y con filtraciones de agua, y tiró todos los tabiques que dividían sus 110 m2.

En el salón se combina el sofá Ektorp de Ikea con cojines de terciopelo Habana de Gastón y Daniela, la mesa de centro de laca china, butaca de ratán de los años 60 de Lagur Vintage, y lámpara de pie italiana de los 80.

En el comedor nos encontramos con una mesa rescatada de la calle y, sillas MR de Mies van der Rohe para Knoll y junto a la barra de la cocina, banquetas italianas de los 50, en L.A. Studio.

En el estudio nos encontramos con un chaise longue del SXIX, de Casa Josephine y unos sombreros diseñados por el mismo, las sillas son de estilo Alfonsina e Isabelina compradas en el rastro y las lámparas customizadas compradas en Ikea.

En el baño, espejo Adnet de Gubi en Qbika, silla art nouveau, lámpara holandesa de bronce heredada, toallas de Zara Home y frascos de tocador, en Lucio y Romana.

En el dormitorio, ropa de cama y alfombras de Zara Home, manta de mohaire de Ezcaray, en Matarranz, taburete Thonet. En la pared, espejo isabelino, en El Rastro, y lámparas de techo de Ikea.

Según el diseñador; “Quería recuperar la esencia de la época de Sabatini en Aranjuez, el aire ilustrado de ese periodo, con una estética aristocrática decadente refrescada a través de guiños contemporáneos”.

Para ello, respetó al máximo la historia de las paredes, muchas de ellas cubiertas por decenas de papeles en mal estado que arrancó parcialmente para potenciar “ese aire vivido que perseguía”. Arrancó el linóleo del suelo y dejó a la vista los hidráulicos y el barro cocido del XIX, conservó la carpintería exterior, y reutilizó las puertas interiores con su nueva distribución.

Construcción Neoclasica
Construcción Neoclasica
Construcción Neoclasica
Construcción Neoclasica
Construcción Neoclasica
Construcción Neoclasica
Construcción Neoclasica
Decoracion Mediterranea

DECORACIÓN MEDITERRÁNEA

By | Blog

Decoración Estilo Mediterraneo

Una casa de los 40 a los 70

Una casa con Decoracion Mediterranea es lo que nos encontramos en esta vivienda de Gabriel Escámez.
La casa está ubicada en Cubelles, un pueblo catalán con casas típicas blancas y autentico Estilo de Decoracion Mediterranea.

Gabriel Escámez, es director de Estudio Cobalto, una agencia de dirección artística y diseño de interiores. Gabriel ha renovado este magnífico apartamento de 77 m², en colaboración con el arquitecto del taller Álvaro Barrón y las fotos son de Pablo Zamora.

Nada más entrar, en el porche ya nos encontramos con piezas excepcionales, las sillas Superleggera de Gio Ponti para Cassina.

En el hall, una silla tributo al clown Charlie Rivel, óleo de Serra años 50 y lámpara de suelo de latón de la colección Poète Espagnol de La Cobalta.

En el salón todo realizado a medida con una chimenea, chaise longue y sofá de los años 70. Los detalles aquí tienen mucha importancia dándoles un gran protagonismo, como la lámpara de pie Lunel, la máscara de madera y laca réplica de David de Miguel Ángel ambos de los años 50, taburete francés y alfombra africana, de los 60  y mesa de centro de madera de palma años 40.

Otro pequeño detalle del salón, pero no menos importante un cuadro cubista comprado en París.

En la zona del comedor el mobiliario también es de obra, las sillas son de Pierre Jeanneret, en Fins de Siècles, lámpara años 60, en Brutus de Gaper, retrato de Alentis de 1934 y la fotografía de Adrià Cañameras de la serie Oui Oui La Famille. “

En la cocina, la isla es de mármol Macael, está estriado para que pareciera que acababa de salir de la cantera, junto a la isla de la cocina, taburetes franceses de los 50, en Antique Boutique. Encima, cerámica de la colección Mon Ami de La Cobalta.

En el dormitorio el cabecero es de enea catalán años 60, ropa de cama de Zara Home, lámpara Cestita original de Miguel Milá editada por Tramo en 1962, plato de Jean Cocteau y aplique, en Lucio y Romana.

En el baño también nos encontramos con piezas preciosas como el Aplique estilo Ponti, en Against Barcelona, y bustos africanos de ébano.

Decoración Mediterranéa
Decoración Mediterranéa
Decoración Mediterranéa
Decoración Mediterranéa
Decoración Mediterranéa
Decoración Mediterranéa
Decoración Mediterranéa
Decoración Mediterranéa
Decoración Mediterranéa
Decoración Mediterranéa
Decoración Mediterranéa
Decoración Mediterranéa
Interiorismo Madrid

UNA CASA DE LOS 50

By | Blog

Esta vivienda de alquiler situada en París, en el  distrito IX,  es de la Arquitecta de interiores, escenógrafa, diseñadora Emilie Bonaventure, fundadora de la agencia be-attitude en 2005. No es la primera vez que escribo sobre sus proyectos, pero es que realmente me parecen una maravilla.

Según cometa ella en la revista digital Diario Design;

“Desde el parqué hasta la chimenea, pasando por las molduras…, mi piso habla de los años 50, una época dorada de París en todos sus rincones y detalles ornamentales. Ya que está en plena ciudad, quería que fuera muy parisino. Si viviera en Bruselas, probablemente elegiría una casa de los años treinta, que es un estilo que me encanta”

En esta vivienda vive y también, era su oficina, actualmente cuenta con una oficina fuera de su casa, a sólo algunos metros de su apartamento luminoso y típicamente parisino que cuenta con un suelo de madera, molduras y chimeneas.

Emilie estudió historia del arte en la escuela del Louvre y se refleja en su casa, cada elemento de su piso cuenta una historia y muchos fueron encontrados en el mercado de pulgas de Saint-Ouen (a las afueras de París). Muebles de los años 40, 50 y 60 conviven con obras de arte contemporáneo.

Algunos de los elementos que llaman la atención son:

La pequeña butaca, recubierta con su piel original. Detrás se alza una preciosa lámpara de pie de Boris Lacroix, prestada por la galería Jacques Lacoste. En la sala, escogió piezas de distintos periodos –como el sillón de Geoffrey Harcourt y la obra de neón del artista Eric Michel– pero con los mismos tipos de colores. En el comedor donde la mesa es de Angelo Mangiarotti, las sillas son de los años 50 y la lámpara de latón data de los años 70, el papel tapiz de David Hicks para Au Fil des Couleurs destaca.

Y una de las cosas que más me llama la atención es, la pieza más fascinante, el obelisco. Según cuenta Emilie, le recuerda el premio que recibió en el 2008 en la feria Paris Art Design que se celebra en el Jardín de las Tullerías. Y el capitel corintio que está debajo es un objeto de los años 70, está hecho de cerámica sanitaria y constituía la base de una mesa de centro”.

Algo que me sorprende es la falta de cortinas de tal manera que se consigue una limpieza visual del espacio.

La cocina tiene el suelo de moqueta y los muebles son de Ikea pintados en negro junto con detalles en  gris y adornada con obras de Pierre Soulages y Pol Chambost, es otro de los espacios singulares.

La paleta cromática del dormitorio hace referencia a la del salón y proporciona una sensación de paz y serenidad. Resumiendo, los colores de la vivienda son el hueso, beige, nude, negro y algún toque dorado, aportando elegancia y serenidad. Esta decisión de haberse ceñido a una paleta de color tan acotada engloba a todos los elementos de la decoración, desde los más grandes a los más pequeños.

Interiorismo Madrid

UN HOTEL ATEMPORAL

By | Blog

Me he dado cuenta que estoy enamorada de  los hoteles, cada vez que veo uno bonito por la red, estoy ansiosa por enseñarlo en mi blog. El hotel  L’Auberge du Pere Bise – Jean Sulpice se encuentra en el lago de Annecy , cerca de la ciudad de Lyon (Francia). Después de una renovación de dos años y una colaboración con la diseñadora de interiores Émilie Bonaventure , este hotel abre sus puertas con una remodelación extraordinaria.

El interior se mezclan muebles antiguos renovados y una paleta de colores inspirada en la naturaleza como los verdes y tonos camel, todas las habitaciones tienen cabeceros a medida personalizados de terciopelo consiguiendo hacer el espacio mas acogedor y pequeños toques dorados definen la gama de materiales y colores del proyecto. Gracias a la colaboración entre Émilie y Magali, cada habitación tiene un carácter y una apariencia atemporal.

 

 

Interiorismo Madrid

CASA DE TE EN SHANGHAI

By | Blog

El estudio de interiorismo Office Coastline fundado por los arquitectos chinos Zhenyu Yang y Zhenyan Wu junto con el arquitecto japonés Akihito Matsushita, quien dirigió este proyecto han realizado una casa de té precioísima en Shanghai, China, para “Genshang”.
Ubicado en el primer piso de un complejo comercial en Madang Road, en el centro de Shanghai, con 198 metros cuadrados. Combina una tienda, un bar de té, un comedor y una sala de estar.
Según el cliente que quería transmitir ” un lugar donde la vida lenta pudiera contrastar con la vida diaria acelerada”
Para empezar, la entrada interpreta el color de su marca, utilizando el cobre.
En el interior, nada más entrar hay un pequeño “escaparate” y una zona para dejar los abrigos. Esta zona se independiza del resto gracias a unas cortinas en color rosa. También haciendo un guiño a la interpretación de la marca.
El mostrador llama realmente la atención por lo largo que es, junto con el techo abovedado y las luces colgantes de cobre hacen el espacio realmente impactante y acogedor. La barra revestida de piedra y madera gris forrada con taburetes de cuero y respaldada por un panel de hormigón estriado.
El mobiliario en madera clara y de diseño personalizados como las mesas del centro inspirándose en la forma de un pastel.
Detrás de las puertas de malla abatibles con paneles de vidrio y caña, se encuentra el salón. Tiene un techo abovedado curvo y un sofá largo que se extiende a lo largo de la pared. El banco diseñado con reposabrazos de caña y tapicería de cuero color canela se extiende por la pared opuesta a las ventanas. Las paredes están revestidas en paneles de hormigón acanalados con tres paneles de espejo de cobre.
Las puertas pueden cerrarse cuando se requiera para reuniones y pequeños eventos.

Sin duda un proyecto donde los detalles son los protagonistas.