Tag

vintage

LUJO SIN OSTENTACIÓN

By | Blog | No Comments

Un edificio antiguo de 1914 con un estilo modernista localizado en Barcelona, muy cerca de la Sagrada Familia.

Esta vivienda es fresca, joven y contemporánea. El arquitecto Andrea Serboli creo este espacio como banco de pruebas para desarrollar el estilo del estudio CASA  (Colombo and Serboli Architecture) un estudio super interesante de nuestro país.

El estado de deterioro en el que se encontraba dificultó la conservación de algunos de los elementos arquitectónicos de la época, pudiendo solo mantener suelos y puertas de madera. Era una casa muy compartimentada que se ha transformado en un espacio diáfano y luminoso con dos habitaciones y que refleja un nuevo concepto de lujo.

Lo que más destaca de la vivienda son los tonos elegidos, el azul principalmente que se encarga de organizar el espacio “la caja azul” que une el pasillo, cocina y dormitorio además de esconder instalaciones y a la vez funciona como almacenaje.

El coral marca la división de las antiguas estancias, también se encuentra en el mueble a medida del baño y en la puerta de la terraza que da acceso a la zona de lavandería.

Algo a destacar, el techo con un semi-arco que juega con el peldaño en curva del suelo de microcemento, aportando cierta geometría a la vivienda.

La zona con más luz es el salón y la cocina ambos comparten el mismo espacio.

En cuanto al mobiliario se mezclan piezas de diseño con otras vintage, objetos traídos de sus viajes y alguna pintura con mucha personalidad.

Algunos muebles conocidos son el sofá Mags y el sillón Can diseñado por Bouroullec, ambos de HAY o las sillas Thonet negras con asientos de mimbre. Destaca la lámpara de bronce de Globe Fold Sconce que preside la zona de comedor, diseñada por CASA.

La filosofía de todo el hogar es lujo pero sin ostentación, que se lleva a su máxima expresión a través del uso del latón en detalles como la parte superior de los zócalos de microcemento o donde cambian los suelos y, sobre todo, en la elección del mármol de Portobello en la cocina.

EL HOY Y EL AYER

By | Blog | No Comments

Hoy hablamos de un piso de 150m2 en el centro de Milán, un proyecto solo para atrevidos, donde los colores fuertes, mezcla de materiales, piezas fetiche y toques vintage marcan el espacio. Podríamos decir que se trata de un diseño divertido y simpático.

El proyecto fue diseñado por el estudio de arquitectura Marcante-Testa y el tema principal era la naturaleza. La casa cuenta con grandes ventanales que dan a un patio interior donde se encuentra un jardín interior, el cual fue una de las motivaciones para la elección de esta vivienda. La naturaleza se traslada ligeramente al interior de forma surrealista, con papeles vegetales y formas vegetales. La vista de los espacios cambia y varía según los contrastes cromáticos en las paredes,

Otro punto que querían destacar era el recuerdo de los años de la “casa de la abuela” Materiales como el mimbre, la paja y el lino de Viena que forman asientos, separadores de accesorios, puertas de vestuario, el falso laminado de mármol de la mesa de la cocina, los cabeceros de mimbre de las camas se unen para estimular los recuerdos de los “espacios de abuela”. ”Reinterpretado aquí y funcional para las necesidades contemporáneas.

Está claro que en esta casa cada detalle destaca, en el comedor el papel pintado de Fornasetti para Cole & Son, lámpara de pared Grillo de Petite Friture, mueble en laccato de MDF lacado y paja Vienna, diseñado por Marcante-Testa, realizado por Falegnameria Fiore (Torino), tablero de mesa a medida en laminado efecto mármol (Abet Laminati) en patas de Hay, sillas Hubsch, jarrones en Spotti (Milano), lámpara suspendida Formakami by & Tradition.

En la Sala de estar Sofa Candy de Arflex con tejido de cojines de Kvadrat, sillón Rattan Wicked Chair de Gio Ponti (original de los años cincuenta), mueble en MDF lacado y paja Vienna, diseñado por Marcante-Testa, realizado por Falegnameria Fiore (Torino), lámpara de pie Easy Floor by Servomuto (Milano), mesa de centro Pli Side Table de Classicon (da Spotti, Milano), alfombra Aubusson de Carpet Eden. Lámpara de mesa de bronce “Oso” (París 1925) y soporte de pastel de cerámica (JB Astier), cervatillo de piedra (EE. UU., Años cincuenta) en Vanitas Gallery, Milán. Lámpara de pared Ariette by Tobia Scarpa para Flos.

Cocina a medida de Marcante-Testa con encimera en laminado de alto espesor Polaris de Abet, gabinetes bajos en Durat, gabinetes de pared lacados, grifos de Paffoni.

La entrada un área de lectura con estantería vintage y sillón de los años cincuenta en Carrozzeria 900 (Milán), lámpara de pared Muller Van Severen. Lámparas de pared Birds & Butterflies de Servomuto (Milán), plafón Affogato de Azucena, taburete Mon Oncle de Servomuto y Studio.TO.DO

En el baño Gabinete de MDF, metal y vidrio lacado, diseñado por Marcante-Testa, lavabo por Ceramica Globo, grifos Life by Bellosta, espejo a medida, pared y piso a medida por Rezina, lámpara de pared por Lampe Gras – DCW Editions, gabinete a medida por Marcante- Testa, con papel pintado de Thomas Voorn

La habitación con el cabecero de cama en rattan de Maison du Monde, armario diseñado por Marcante-Testa con estructura metálica y cortina de Kvadrat. Papel pintado de Svenskt Tenn, lámpara suspendida Suzie de Coronel, lámpara de mesa Cemento de Servomuto (Milán), mesa de centro Fontana Arte (original de los años cincuenta en Vanitas Gallery- MI)

Una casa cuyas habitaciones físicas nos ayudan a resaltar las partes más auténticas de nuestras habitaciones interiores, combinando todas las características adecuadas y útiles en el presente con una memoria mejorada que no debe ser repudiada. Un proyecto en el que Andrea Marcante y Adelaide Testa han logrado casar el presente con un temps retrouvé.

 

DISEÑO ANTICONSUMISTA

By | Blog | No Comments

Este apartamento situado en Viena se caracteriza por mantener la esencia del propietario. Un propietario anti-consumista donde lo fundamental es el diseño interior sostenible.

El cliente del estudio Destilat propuso a los interioristas un piso para reformar y actualizar donde convivieran los elementos poco compatibles.

Para empezar con la reforma se renovó primero todas las instalaciones, como calefacción, tuberías y la electricidad. Con estas necesidades básicas cubiertas, pasaron a rescatar todos los elementos originales que pudieron, suelos de madera, ventanas, puertas, reduciendo al máximo la compra de nuevos.

La distribución se cambió por completo, espacios amplios y más habitables según las necesidades del cliente. Al entrar, nos recibe una cocina abierta con comedor. la cual facilita la interacción familiar. A un lado de ella encontramos el salón que puede independizarse gracias a una gran cortina en tono crema y enfrentado, el dormitorio principal que comunica con un baño, un hall y el dormitorio infantil.

La cocina es el punto principal de la vivienda, la isla de la cocina centrada con la mesa de comedor proporciona un punto focal para la sala, junto con el uso de luces colgantes sobre los techos altos ayuda a llamar la atención, acentuando la sensación de espacio y el detalle de las lámparas de cartón hacen un guiño al diseño sostenible. 

Otro punto importante es la habitación infantil, totalmente minimalista, la ausencia de estanterías, armarios o color en las paredes no impide que sea una habitación divertida para un niño. Un carrito de madera y una maleta vintage soluciona el problema de almacenamiento. Además, el diseño neutral del espacio facilitara la transición fácil del espacio a medida que los niños crecen.

En la decoración, también prevaleció la norma de no adquirir nada de nuevo cuño, a excepción de la cocina, diseñada a medida por el estudio con una estética de zona de trabajo minimalista en tonos grises. Para el resto de las estancias, los interioristas buscaron muebles vintage, huyendo de las piezas que hoy en día están de moda y de las tiendas con precios, a ojos del propietario, sobrevalorados. El resultado es un claro ejemplo de cómo el pasado y el presente pueden compartir un mismo espacio en armonía y de que no es necesario comprar muebles en tendencia o gastar demasiado para lograr un interior interesante estéticamente.

 

 

LA CUEVA DE IBIZA

By | Blog | No Comments

Esta maravillosa casa pertenece a una pareja de neoyorquinos, una casa de más de 400 años al norte de Ibiza. Los propietarios son Pietro Cuevas y su marido David Swayne, ambos dejaron Estados Unidos para venirse a España. Llegaron a Ibiza y la primera vez que durmieron aquí tuvieron amor a primera vista, pura paz les transmitía y su mayor deseo era vivir aquí. Una década después lo consiguieron y la pareja se mudó a esta finca rodeada de almendros, cactus y olivos. Los interiores apenas se tocaron ya que la construcción estaba protegida. Únicamente se instaló una nueva cocina y se repararon los muros de piedra. Conservaron los maravillosos techos, soportados por retorcidas vigas de sabina cubiertas de algas marinas y las puertas de apenas 1,60 de altura.

Según dicen: “Es amplia sin ser aparatosa y, a pesar de sus años, tiene una energía contemporánea”.

Nos cuentan que la decoración fue un proceso que llevó tiempo y reflexión. “Lo más difícil es encontrar el alma y la historia de cada lugar, por eso creo piezas únicas para cada proyecto. Apostó por la Ibiza tradicional, la rural, la que no tiene nada que ver con los elefantes y budas como dicen ellos. Aunque Pietro se graduó en ingeniería química en la Universidad de Berkeley, nunca ejerció. Siempre ha trabajado en la moda, la televisión y el cine. Pero últimamente sus diseños para una tienda de decoración de la isla y su colaboración con el arquitecto Carlos Rojas en muchas de sus obras le han hecho virar hacia el interiorismo. “Mi estilo mezcla la sofisticación urbana con elementos rústicos y étnicos, algo muy neoyorquino —asegura—. Para mí el lujo es sentir el silencio y el paso de las estaciones, convivir con la pureza y la autenticidad es mi mayor excentricidad”. Su cueva ibicenca prueba que sus palabras no son postureo.

Todos los espacios se visten con una singularidad y personalidad sorprendente, mezcla del espíritu urbano más sofisticado con piezas de corte rústico y esencia tradicional. Una forma de vivir ciertamente trascendental, rodeados de mobiliario con carácter ecléctico y elementos de inspiración orgánica entre muros centenarios que susurran en el silencio, para transmitir una paz y serenidad impagables.

“Es amplia sin ser aparatosa y, a pesar de sus años, tiene una energía contemporánea”.

La casa ibicenca fue fotografiada por Belén Imaz con estilismo de una gran profesional, Patricia Ketelsen.

DISEÑO EN SUECIA

By | Blog | No Comments

Un apartamento en Helsingborg una ciudad y un municipio de la provincia de Escania en Suecia. El apartamento consta de cuatro habitaciones, cocina, con balcón y las ventanas características de esta ciudad.

En esta casa vive la maquilladora Marina Andersson y su marido David Johansson  con sus dos hijos Edith y Frank. Dos personas que viajan muchos y las influencias que recogen lo trasladan a la casa, según dicen

“Ambos tenemos la estética en nosotros y amamos las cosas bellas. No es seguro que todo encaja, pero sí cuenta una historia, y eso es importante. Juntos, será algo hermoso y personal “.

Es ecléctica llena de luz pero los detalles que encontramos en todos los rincones nos dejan con la boca abierta.

Lo cierto es, ¿qué a mí no me importaría vivir en una casa así y a vosotros?